El Azuzul es un pantanito localizado en el extremo norte del centro de la ciudad de Catemaco, Veracruz.

Se supone que está habitado por camarones de agua dulce, una o dos tortugas de la región , tal vez uno o dos
pequeños cocodrilos y de supuestos duendes.

En los "viejos tiempos" el pantano estaba conectado con la Laguna de Catemaco y sirvió como depósito de
carnadas  para los pescadores de la localidad.

Una pequeña calle separa al pantano de la laguna que se ha desarrollado ahora para convertirse en la Playa
de Espagoya, una playa de Catemaco recomendable a los turistas para nadar y evitar cortarse los pies con las
hélices de las lanchas prominentes en otros lugares.

Por supuesto, con la previsión acostumbrada, no se han instalado alcantarillas.
Así, El Azuzul depende de la sub - superficie para mantener su nivel de agua con la Laguna de Catemaco.
Y, por supuesto, cuando llueve mucho, la zona se inunda.

Un rico propietario del hotel Catemaco ha construido un castillo en una esquina del pantano. Él debio haber leido
la sección de Noé de la Biblia. Sus paredes están a 5 metros de altura, con cerca eléctrica en la parte superior.
Tal vez un día el castillo flote en la laguna para formar una nueva isla.

Otro propietario de hotel propone convertir el pantano en un templo para adorar a los dioses olmecas.

En 2009 empezaron llenar el pantano para construir más casas.