Un promotor notable fallecido, el brujo mayor Gonzalo Aguirre, organizó una
convención de brujería en Catemaco en el año de 1970, ofreciendo una misa
negra, carreras de lanchas, discursos antropológicos y la presencia de
hechizeros, curanderos, shamanes y los que pretenden ser.

Desde entonces la reputación nacional e internacional de Catemaco se ha
incrementado como un asilo para el misticismo y la brujería. La convención se
repite cada primer jueves/viernes de Marzo.  
Del lado espiritual, después de la
conquista española, la tentantiva del
catolicismo a matar la cultura indígena,
fué transformado por los
indígenas en manera ingeniosa a la
adoración de santos. Especialmente
en Veracruz la tranformación era
incitada por una afluencia grande de
esclavos africanos y su herencia de la
selva.

La santeria de Cuba, voodoo de Haiti,
y la brujeria de Catemaco  se
relacionan y para complementar todas
las bases, incluso la adoración del
diablo.
La flora tropical de Los Tuxtlas es
casera y
hay muchos centenares de plantas
medicinales. Habitantes locales y
especialmente la gente indígena todavía
confían en estas plantas para el
tratamiento de múltiples dolencias.

Geográficamente el terreno montañoso
de Los Tuxtlas está  esencialmente
aislado del área  del resto de México
hasta el vigésimo siglo.

El primer ferrocarril llegó en 1912. La
primera carretera moderna no llegó
aquí hasta 1955.
Brujo Enlaces y Fotos
una colección de cosas de brujería en Catemaco

¿Preguntas?
Información sobre el evento de Brujos

Brujo Historia
historia de brujo turismo en Catemaco
.
La medicina tradicional sigue siendo el recurso médico favorito para muchos en Los
Tuxtlas.

Culebreros (curadores de la mordedura de la serpiente) son specialmente bien
conocidos en la región debido a su variedad de serpientes venenosas, así como
yerberos que toman ventaja de la producción medicinal de las plantas de Los Tuxtlas.
Hueseros
(una forma de quiropráctico), también siguen siendo populares. Las parteras
se han convertido sobre todo en enfermeras profesionales.
Aparte de la flora y fauna que esta desaparaciendo, la fama grande de
Catemaco son los brujos. La región parece últimamente ser esquizofrenica sobre su
presencia. En 1990 los brujos locales fueron identificados con numerosos asesinatos y
mutilaciones relacionadados con droga y el populacho local no hizo caso.

Los gitanos, conocidos como húngaros por su procedencia de Hungría, también
invadieron a Catemaco. Su regateo para leer las palmas se  agrega a la atmósfera de
brujeria, pero ellos también, son perseguidos por la inquisición oficial.

El primer viernes de marzo, que es realmente la primer noche del jueves, se celebra el
Congreso anual internacional de Brujos.

Primariamente son politicos del municipio quien estan encargado con las festividades
del evento, y en actualidad no hubo un  verdadero congreso de brujos de hace años. Por
ser un evento politico, no hay continuidad y cambien el concepto cada año.
la cueva del diablo
en la Laguna Encantada
Cerro Mono Blanco
tradicional encuentro con el diablo
casa de rituales anuales
Cartel del 2017
Nuestro Facebook de 2015 sobre los brujos de Catemaco. El original de años anteriores
era desaparecido por Facebook
Brujos de Catemaco

La confianza en los curanderos y el
conocimiento de plantas medicinales
era una necesidad y es solamente
un paso pequeño de ser curandero a
ser brujo.

Históricamente los brujos, shamanes,
hechizeros, o como elijas llamarlos,
ocupan un lugar venerado dentro de la
cultura indígena mexicana. Los aztecas
clasificaron casi 40 diversos tipos de
curanderos.

Los brujos de Catemaco fueron un
paso más lejos y comercializaron la
industria. Por un montón de pesos
consigues un encanto para quitarse
una limpia de tus espiritus malvados.
La limpia incluye generalmente un
huevo crudo, algunas hierbas frescas,
pero ningún postre. Los encantos o los
amuletos son adicionales.

También hay brujos blancos. Son
generalmente personas respeto con
su larga experiencia y conocimiento
de su ambiente físico y la psicología
humana, y es casi imposible
encontrarlos, aparte de puestos cerca
del mercado central de Catemaco.