Gitanos en Catemaco son llamados húngaros, debido a que el primer grupo de gitanos que llegaron a México provenia
de Hungría.

Los gitanos iniciaron su migración hacia el oeste de la India alrededor de 1000 AD, posiblemente, por los compromisos
de servicios mercenarios. Al igual que otros grupos étnicos migrantes, fueron victimas de la discriminación, incluyendo
los 500 años de esclavitud en Rumania, el exterminio del nazismo  y lo más recientemente, la limpieza étnica en Kosovo.

Aunque los gitanos se llaman a sí mismos "Roma", su nombre usado comúnmente se deriva de Egipto,
en realidad "Pequeño Egipto, que es a lo que los españoles llaman los estados Balcánicos en el
Mediterráneo.

Por lo general, hablan el Español  tan perfecto como sus dialectos, practican la religion cristiana
tan bien como cualquier campesino en México, pero son ajudicados como adivinos y estafadores
tanto en México como en la mayoria de los lugares que han invadido.

Su nomadismo es legendario y se conmemoró en óperas, películas, y cuentos populares  que
madres  utlizaban para asustar a sus hijos.

Su primera aparición fue en las Américas, comenzó con varios compañeros gitanos de Colón, y continuó en Brasil en
1574 con las olas de inmigración asi como tambien en los Estados Unidos (más de 1 millón de hungaros por ahora) y
también en México.

Durante la aventura francesa en México, el aliado emperador de Austria exportó a numerosos gitanos a México para
ayudar a los fallidos esfuerzos de la guerra francésa. En 1890 una gran tribu de gitanos, en su mayoría procedentes de
Hungría, llegó con la intención de quedarse.

Unos pocos años más tarde, un segundo grupo de Gitanos, conocidos como "Ludars", llegaron con la intención de
cruzar la frontera de los Estados Unidos, pero prefirieron el clima? de México. En 1993, se establecieron 53.000
inhabitantes  Hungaros en México principalmente en la Ciudad de México y Guadalajara. En Zapoapan, Jalisco
representa su mayor población, ya que 50 familias viven allí. En el 2001, la tribu ludar de gitanos publicó sus memorias,
"La lumea de noi, Memoria de los ludar en México".

Dos familias de Hungaros llegaron a Catemaco, Veracruz a principios de 1990.

Otros lugares turísticos de México también han tenido la afluencia de  Hungaras y en la práctica los lugares usan  la
misma táctica alarmista contra ellos para desalojarlos como en Catemaco ha intentado varias veces en el pasado.

Teniendo en cuenta la reputación de Catemaco como un refugio para los brujos, creo que es agradable ver a las
Hungaras en sus largas coloridas ropa de playa, ( tal vez es su traje tradicional), acosando a turistas en el Malecón
para leer la palma de su mano y vender amuletos para la buena suerte.

Después de todo, usted nunca vera un brujo de Catemaco caminando por la calle haciendo hechizos.